jueves, 1 de septiembre de 2011

Manipulación mediática

Es tan fácil inocular mentiras en la opinión mediática (ya no es pública) que la cosa asusta. Esta vez es la lideresa pepera Aguirre, populista cuando la interesa, que difunde alegremente y a sabiendas el bulo de que los profesores estamos protestando porque vamos a tener que trabajar dos horas más, para llegar a las 20 (semanales), cuando el resto de trabajadores trabaja mucho más.
Y lo dice quedándose tan fresca, aunque haciendo gala de un cinismo, una ignorancia y una arrogante prevaricación propia de su mediocridad política, mantenida en el cargo por la ídem de sus votantes.
Tratar de desmentir ahora la mentira que ya ha calado en el contribuyente, habituado a desoir otros responsos, será misión totalmente imposible.
¿Querrá decir que corregir pruebas, preparar clases, hacer guardias, solventar problemas entre los alumnos, atender a los padres, hacer un seguimiento de los alumnos y analizar los resultados, estudiar, formarse o asistir a reuniones de centro entre otros menesteres no es trabajo y sí obras de caridad (que superan las 40 horas con creces)? Podría ser.
¿O querrá decir que habrá que extralimitar entonces el trabajo a esas 20 horas y ni un minuto más y que los alumnos se busquen las habas como quieran? Es otra opción.
Sea como quiera que sea, lo cierto es que los que van a pagar por estas manipulaciones verbales y de facto son los estudiantes, quienes van a disponer de menos recursos, materiales y humanos (cuestión que la mayoría ni percibirá), las familias y la sociedad del futuro, a la que le estamos haciendo la tres14 en la yugular, pero ¿A quién le importa lo que yo haga? que dice la canción.
Por cierto, tan católica como dice ser la señora, supongo que sabrá que se haya en pecado por levantar este falso testimonio. ¿Pagará para expiar sus culpas?
DG

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu tiempo!