miércoles, 7 de marzo de 2012

Valladolid multa a los mendigos


Curioso: La Ordenanza municipal no contempla multa alguna para banqueros y empresarios. Pero pensar así debe ser demagógico.
El pleno del Ayuntamiento de Valladolid ha aprobado este martes, definitivamente, la polémica modificación de la Ordenanza Antivandalismo, que prohíbe el nudismo o ir en bañador, las acampadas y la mendicidad. Para los dos primeros casos, el equipo de Gobierno ha suavizado su pretensión inicial y no pondrá reparos cuando se trate de actividades amparadas por derechos fundamentales.   
Algunos aplauden la explotación de estos gitanos rumanos. El castigo a la mendicidad, en cambio, se mantiene tal cual, aunque la sanción máxima se redujo de 3.000 a 1.500 euros. Si la Policía Municipal identifica a algún ciudadano pidiendo dinero a los transeúntes, especialmente si la mendicidad se practica con menores o con una actitud de acoso, se le podrá imponer un castigo por infracción grave con sanciones de 750 a 1.500 euros.   
El alcalde, Javier León de la Riva, lo justificó para poder luchar contra las mafias que organizan la mendicidad y, por ello, invitó a la oposición a "ver cómo" llevan a los mendigos, "cómo los colocan y cómo les asignan las iglesias y esquinas".   
Admitió que la sanción económica será difícil cobrarla, pero sí se logrará dificultar su presencia en la calle. "Algunos aplauden la explotación de estos gitanos rumanos en su mayoría, pero nosotros entendemos que no debe ser así", añadió.   
Para el alcalde, los ciudadanos que quieran ser solidarios deben acudir a organizaciones sociales, ya que "muchas veces no quieren un bocadillo si se les ofrece". "Te dicen: ‘Dame el dinero que ya me lo compro yo’".   La nueva ordenanza actualiza la de 2004 con sanciones de 750 a 3.000 euros e incorpora nuevas prohibiciones como la venta de vehículos en la calle.   
La plataforma que se opone a la ordenanza, integrada por una treintena de organizaciones de la ciudad, ha exigido sin éxito la retirada de la normativa, que, aseguran, restringe derechos fundamentales y criminaliza a colectivos marginados. Por ello, recurrirá la normativa en los tribunales como ya hizo en 2006, lo que motivó la eliminación de varios artículos.   
El portavoz de los populares en el debate, Manuel Sánchez, manifestó este martes que su objetivo es respetar "la dignidad" de las personas "y no dejarlas tiradas en el suelo" y ha hecho esta pregunta a la oposición: "¿O ven bien que los mendigos acosen a las personas mayores, que estén en las rotondas vendiendo pañuelos y puedan provocar un accidente? Si un conductor le atropella, ¿quién es el culpable?", ha añadido. El concejal argumentó, además, que otras 24 ciudades españolas ya prohíben la mendicidad, 14 estar semidesnudo en la calle y 26 las acampadas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu tiempo!